Los tacones son un must have para muchas chicas, aunque personalmente no los utilizo con frecuencia, los pocos que tengo me parecen todos iguales: negros y básicos porque van con todo. así que el día de hoy te voy a enseñar cómo forrar tacones con tela para que le des un toque único a tu look y tengas un calzado diferente.

Una recomendación antes de empezar es que elijas una tela que te vaya a ser útil para conseguir un buen resultado. Por ejemplo, si elijes una tela con caras, lo más probable es que en algún punto se cortes y quede raro, por lo que lo mejor es elegir un estampado que de cortarse no se vea feo. Como digo, es una recomendación, la última palabra siempre la tienes tú.

Lo primero será ver la forma y medida de nuestro zapato teniendo en cuenta su tacón. Una vez lo tengas claro debes plasmar su forma en la tela pero dejando siempre un buen margen para el error, es decir, no cortes nunca la tela justa para forrar el zapato. Lo mejor es cortar pensando en que sobre. Un truco para saber las medidas necesarias es poner la tela encima del calzado para cubrirlo, así te harás una idea de cómo quedará.

Cuando ya lo tengas cortado y hayas hecho la prueba antes de que los trocos encajan, aplica pegamento y pega poco a poco la tela. Lo ideal es empezar por la puntera y luego seguir con el resto. Ve con mucho cuidado para que no queden bultos de aire o se arrugue el estampado. Una vez la puntera esté bien seca y pegada comienza a pegar el resto de la tela, no antes, ya que si una de las partes esenciales no está bien fija tu DIY durará poco.

Una vez ya tienes pegada la tela al exterior del zapato es hora de cortar el excedente, pero no todo. Deja aproximadamente medio centímetro (o uno si prefieres mayor seguridad) en la parte inferior del tacón, dóblalo y pégalo a la suela. En la parte superior lo mismo, pero en este caso lo pegaremos al interior del zapato.

Espero que el tutorial te haya sido de utilidad y te animes a forrar tacones con tela. Recuerda que lo más importante es ir con calma y poco a poco, es un trabajo complicado pero el resultado final merece la pena.