Los parches están de moda y no lo digo yo, sino los catálogos de las diferentes tiendas que incluyen un gran número de prendas con esta tendencia. Como todos sabemos el principal problema de que algo esté de moda (por regla general) es que automáticamente su precio se eleva y adquiere un valor mucho más alto de lo normal. Por ejemplo, recuerdo unos vaqueros de la ahora inexistente firma Blanco que tenía 4 parches pequeños de flores rojas. ¿Su precio? 39.99€. Para ahorrarte algo de dinero hoy te explicaré cómo personalizar tu ropa con parches.

Lo primero es tener en cuenta que el principal tejido donde vemos este tipo de accesorio es en tela vaquera y esto tiene un motivo: si recurrer a telas demasiado finas o sensibles además de dañar la prenda tu parche no aguantará mucho. Los hay de todo tipo: dibujos graciosos, bonitos, con mucho detalle y con frases o palabras (uno de los más populares). El objetivo con los parches, además de darle un aire diferente al look, es convertir cada pieza en un icono vintage.

Como os he dicho anteriormente, las tiendas han sacado partido de esta tendencia e incluido en su catálogo varias prendas con los parches ya puestos, pero yo os propongo una alternativa y es comprar vosotros mismos los parches para luego agregarlos a la ropa en el lugar y combinación que queráis. Lo que he hecho ha sido comprar un pack de parches (concretamente unos de Stradivarius) y luego pensar en qué prenda ponerlos. Me costaron 7,95€ y había muchísimos modelos entre los que elegir.
Para colocarlos en la ropa lo único que debes hacer es colocar el parche en la zona que quieres adherirlo, poner la plancha a la temperatura máxima (pero sin vapor, cuidado) y ejercer presión para que el pegamento que lleva se funda y pegue bien a la tela. Como recomendación personal te invito a que protejas el parche poniendo una tela fina entre la plancha y el accesorio para evitar que se dañe. Es importante que todo el parche quede bien pegado y eso puede requerir varios minutos de presión con la plancha, por lo que proteger su parte exterior es una gran idea para no correr el riesgo de alterar el dibujo.
¿Te has sumado a la moda de personalizar tu ropa con parches?