Hazlo tú misma

Aprende a sacarle provecho a la tendencia DIY en la moda

Etiqueta: DIY (página 1 de 5)

Decolorar tela vaquera con lejía

Desde mi punto de vista, las prendas denim deberían ser un must have para tener un armario completo y variado, pero no me refiero únicamente a su color más típico, sino en diferentes tonos. Llegó un día en que me di cuenta que en mi armario no tenía ninguna prenda vaquera con un tono claro casi blanco, así que me puse manos a la obra para decolorar tela vaquera con lejía.

Antes que nada quiero advertirte de que escojas una prenda que realmente no le tengas mucho cariño o ya estés muy aburrido/a de ella, porque no tiene por qué salir mal, pero más vale prevenir que curar. Yo me lancé a la aventura y decidí decolorar la prenda entera (un jean), pero tu puedes utilizar esta técnica en unos lugares concretos utilizando un método que te explicaré en un momento.

Lo primero será colocar en un cubo a partes iguales lejía y agua. Es importante que no utilices las típicas lejías suaves ya que el resultado final podría ser imperceptible. También te recomiendo que prestes atención al tono que adquiere la prenda poco a poco, si bien hasta aproximadamente 1 hora (dependiendo de la dureza de la tela, claro está) la lejía no hará efecto, es mejor ir echando un vistazo cada cierto tiempo para comprobar que todo está bajo control.

Como te comentaba anteriormente, existe una opción para decolorar sólo una parte deseada de la prenda, algo que se consigue anudando esa zona con un coletero e introduciendo únicamente ese trozo anudado en lejía. Es decir, el resto de la tela que no está en contacto con la mezcla queda intacta.

Una vez haya conseguido el color deseado, lava la prenda con agua fría y déjala secar. MUY IMPORTANTE: no toques la lejía sin guantes. Si te ha quedado alguna duda sobre cómo decolorar tela vaquera con lejía déjamela en los comentarios e intentaré resolverla.

Ideas para personalizar tus zapatillas

Cuando a calzado se refiere soy una persona de costumbres: siempre el mismo estilo de botas, botines, tacones y zapatillas. Uno de mis imprescindibles en el armario son éste último tipo de calzado, concretamente soy fan de las Converse, ya que me parecen cómodas, ligeras, bonitas y muy combinables. Si bien es cierto que me encantan tal cual están fabricadas, hoy te traigo algunas ideas para personalizar tus zapatillas y darles un toque diferente.

Diseños con rotuladores

Rotuladores de tela

Recuerdo que en mi época de instituto no eran pocas las chicas que decoraban sus Converse con bolígrafo azul o rotulador negro y a mi me sangraban los ojos. Si vas a hacerlo hazlo bien, por lo que te recomiendo comprar unos rotuladores para tela de tus colores favoritos (o que combinen con el color de la zapatilla) y las decores con tu propio estilo. Si tienes miedo de cometer errores en el dibujo puedes hacer utilizar tiza (apretando muy suave, por favor) para marcar el diseño y hacer la tarea más fácil.

Tachuelas y más tachuelas

personalizar tus zapatillas: tachuelas

Creo que uno de los accesorios estrella para este tipo de DIY son las tachuelas. Ya sea porque es lo que más se ve en internet o por su facilidad de aplicar, lo cierto es que las tachuelas triunfan a la hora de personalizar zapatillas. En Pinterest podéis inspiraros en miles de diseños diferentes, algunos más trabajados que otros, pero cada uno con su toque único y personal.

Purpurina

Purpurina

De todas las opciones mencionadas esta me parece la más arriesgada y llamativa, por lo que está pensada para valientes. Para este efecto es necesario comprar un pegamento en spray y aplicarlo en el exterior de la zapatilla para, posteriormente, ir aplicando la purpurina. Un truquito súper útil y recomendado es que cubras la zona de goma blanca con celo para evitar llenarla de purpurina, al mismo tiempo que debes quitar los cordones para hacerlo.

¿Conocías o has utilizado alguna de estas ideas para personalizar tus zapatillas?

Antiguas entradas